Saltar al contenido
Soldadoras – Máquinas de Soldar – Soldadoras Mig

Soldadoras de Arco Sumergido

Es un procedimiento de soldadura con arco eléctrico en el que no se ve el arco de soldadura quemándose entre el electrodo y la pieza. La soldadora por arco sumergido es económicamente rentable a partir de un espesor de 6 milímetros (mm).

Se aplica en distintos campos que van desde la construcción naval a la fabricación de depósitos, construcción de puentes y acero. El procedimiento de uso se emplea tanto para la soldadura de uniones como para el recargue de capas de protección antidesgaste y anticorrosiva. Es ideal para soldar aceros no aleados y aleados, así como para aceros al cromo níquel.

La soldadura por arco sumergido puede adaptarse a porches mástiles, sistemas de ejes motorizados o de vehículos, pues es un procedimiento de alto rendimiento lo que facilita su aplicación de manera mecanizada o automatizada.

Proceso de soldadura por arco sumergido

Se caracteriza porque el arco se mantiene sumergido en una masa fusible, proporcionada por un embudo que se desplaza por delante del electrodo, lo que hace invisible al arco, pues evita el uso de elementos de protección contra la radiación infrarroja y ultravioleta, que en la mayoría de las soldaduras, son indispensables.

El proceso se define también por sus altos sistemas de degradación, y es normalmente empleado al momento de soldar grandes espesores de acero de carbono o de baja fusión.

Ventajas de la soldadora por arco sumergido

Entre las principales ventajas que ofrece destacan:

  • La soldadora por arco sumergido permite obtener depósitos de propiedades comparables o superiores del metal principal.
  • Su rendimiento es 100% garantizado.
  • Hace que las ensambladuras sean completamente radiográficas.
  • Las soldaduras son 100% homogéneas.
  • No necesitan de protecciones especiales para su realización.

Recomendaciones antes de usar la soldadora por arco sumergido

  • Realiza una inspección completa de la zona donde se va a usar.
  • Retira del área, los objetos susceptibles a encenderse.
  • Ten a mano un extintor apropiado de polvo seco o de CO2.
  • Los interruptores de la soldadora por arco sumergido deben poderse desconectar de manera fácil y rápidamente.
  • Mantén la fuente de alimentación desconectada, siempre que no se esté soldando y, procura contar con una toma de tierra.
  • El porta electrodos no debe usarse en caso de tener cables sueltos y las tenazas dañadas.
  • No puede haber puntos de falso contacto o contacto deficiente, para evitar zonas de calentamiento.
  • El trabajo de soldadura debe realizarse en un lugar completamente abierto y ventilado.

Es importante seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a los usos de la soldadora por arco sumergido y electrodos que se requiere para el trabajo determinado. Se deben seguir las recomendaciones antes mencionadas, ya que un descuido puede poner en peligro tu vista o vida.

Soldadoras de Arco Sumergido
4.4 (88.89%) 9 votos